cabezote-social

La tecnología no es sólo para el Departamento de Tecnología

 IMG 8522 copia

 

 

También queremos compartir con ustedes información que facilite y potencialice la operación de su Empresa. Actualmente existen en empresas que creen que el único departamento que necesita implementar tecnología (valga la redundancia) es el de Tecnología y no tienen en cuenta que la tecnificación de las demás áreas es igual de  importante.

Los procesos administrativos han sufrido una metamorfosis en su forma de operación dado que a las organizaciones se les exige eficiencia y eficacia; por tanto, se recurre a emplear cada vez más herramientas y a aprovechar las ventajas que suministran las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC)

A pesar de que es posible desarrollar e implantar una estrategia de gestión de talento sin la intervención de ningún tipo de software específico, incluir herramientas que recopilen la información sobre las personas automáticamente, sin interacción humana que desvíe o aporte subjetividad, facilita en gran medida la puesta en marcha de un proyecto semejante. En comparación con el trabajo manual, las ventajas de llevar a cabo este tipo de procesos con un software son:

  •        Obtención de datos objetivos.
  •        Capacidad de hacer el seguimiento de forma automática.
  •        Ahorro de tiempo.
  •        Reducción de las tareas asignadas a las personas (ahorro de trabajo).

Mejora de la concentración individual ya que, al evitar que cada empleado tenga que reportar la información, las personas se pueden entrar en su trabajo en vez de en la recogida de datos.

La preparación antes de la recogida de datos y el proceso de reflexión posterior, permiten llegar a un nivel de detalle muy profundo, tanto a nivel de áreas como de departamentos, sin que la información aparezca mezclada.

Pero para entrar en esta dinámica, que hace posible medir el éxito de la organización empresarial, son necesarios los datos. La utilización de un soporte tecnológico apropiado complementa la implementación de la estrategia de gestión de talento humano.

De esta combinación resultará el cambio que conduce hacia la excelencia empresarial, basado en la mejora continua de las personas y la organización. Lograrlo y mantenerlo dependerá de:

  •        Definir responsables de medir el progreso.
  •        Ser conscientes de los cambios que se han de hacer en la estrategia.
  •        Tener la capacidad de detectar desviaciones a tiempo.

La importancia de las métricas para cualquier compañía que quiera seguir mejorando es un hecho y por eso, para cualquier organización, el poder medir la productividad y el rendimiento de sus empleados es una tarea necesaria. Con las empresas sucede igual que con las personas, que necesitan conocerse mejor para descubrir en qué punto se encuentran y poder así mejorar algún aspecto de su vida.

Contar con una información completa, actualizada y objetiva consigue que una compañia se encuentre en condiciones de aplicar medidas de reconocimiento, incentivos, o de reorganización, correctoras; para continuar el avance hacia la mejora continua en un entorno estratégico de gestión del talento humano.