cabezote-social

Neuromarketing

El Neuromarketing es una disciplina de avanzada, que tiene como función principal investigar y estudiar procesos cerebrales que determinan la conducta y toma de decisiones de las personas en los campos de acción del marketing (inteligencia de mercado, diseño de productos y servicios, canales y ventas). De esta manera, se pueden interpretar las emociones que se generan en la mente de los consumidores, conocer sus deseos, qué es lo que los motiva a tomar decisiones para la acción y establecer parámetros promedio ante determinados sucesos.

El neuromarketing sigue creiciendo y desarrollándose cada vez más, pues es una herramienta que nos ayuda a saber no únicamente lo que dicen los consumidores de la marca, sino que va más allá y permite conocer lo que realmente piensan de ella, por lo que se puede direccionar de manera más efectiva la estrategia de marketing de la empresa.

Anteriormente, los estudios de mercado obtenían los resultados de lo que las personas decían, y esto muchas veces no era acorde con lo que pensaba de la marca. Es por este motivo que el neuromarketing va más allá, pues estudia el funcionamiento del cerebro aplicado al ámbito de las decisiones de compra (o de uso). Este se puede definir como el marketing basado en lo no consciente, en lo no perceptible, y por tanto, más efectivo.

De esta forma se conjugan diferentes áreas: la neurociencia, que apoyado de las estrategias de marketing ayuda a potenciar las ventas de la compañía y cada peso que se utilice para mercadeo será más rentable. Y es que más del 80% de la información que manejamos para tomar decisiones es inconsciente. Por esto es importante analizar los deseos de los consumidores, necesidades, experiencias, sentimientos, recuerdos, atención, percepción, memoria y motivaciones de las personas, que nos permiterecopilar información fundamental para diseñar la experiencia de compra.

Neuromarketing 2

Igualmente, esta herramienta se puede aplicar a las ventas, aquí 5 consejos para hacerlo de manera efectiva:

  1.     Comprender lo que le provoca dolor a la audiencia: Es más útil contar cómo vamos a aliviar el dolor que hablar de los beneficios del producto.
  2.     Apelar a su naturaleza egoísta: Mostrar de manera clara y evidente lo que el producto va a hacer por la persona.
  3.     Demostrar importancia a través del contraste: El cerebro presta más atención a los contrastes (antes y después, dolor y alivio), lo que acelera el proceso de toma de decisiones.
  4.     Mostrar valor a través de imágenes: El cerebro entiende mejor las imágenes, por lo que es más efectivo usar frases cortas.
  5.     Potencia la emocionalidad: La toma de decisiones es sobre todo inconsciente, por lo que es recomendable usar historias o videos.